22/6/13

Barreras creativas

Como si no fuese suficiente el hecho de que prometí tratar de no escribir más para intentar enfocarme en las cosas en que tengo que ser responsable, está este temor creado por los últimos tres años del tener que hablar expresar todo frívolo y totalmente anti sentimental.

He visto muchas publicaciones, proyectos, y diseños que señalan la creatividad como el arma que nos salvará para lograr un mejor mañana, pero estas suelen estar acompañadas o creadas por personas cínicas e intolerantes que no apoyan la idea de ser empáticos o hablar de lo personal. Algo así como si todos quisieran construir el mundo dentro de una cajita de cristal en la que se encierran con un teclado y una pantalla sin tener que lidiar con los problemas de los demás.

Quizás sea que este viejo y estoy viendo las cosas tal y como lo hacía mi mama cuando veía que me quedaba hasta tarde hablando por salas de chat sin ningún otro propósito que conocer gente a la cual hoy día solo me sirve para sumar seguidores en las redes sociales.

Pero quizás no, quizás de verdad estoy dudando de la increíble cantidad de personas que crean material a diario para la  Internet siendo o pretendiendo ser activistas y modernos cuando solo son incomprendidos buscando su lugar. Tan incomprendidos que solo promueven la paz para mantener la poca que les queda y la añoran refugiándose en la web.

Ahí está mi barrera creativa ahora, no me consigo lugar para publicar cosas como antes con un público que solo tiene la sensibilidad en el egoísmo y en la patética competencia del "me gusta" y el número de seguidores. Pensar en adaptarme o en evolucionar la clase de texto que he acostumbrado a publicar acá desde hace 7 años solo me haría ser participe precisamente de esta competencia que estoy criticando.

¿Cuál es el problema o por qué me debe importar?, pues porque siento que a los ojos de mi viejo lector que está en esta absurda actualidad, ya estoy vuelto ridículo expresando el día a día rebelde en vez de ser parte de un hippie más en el colectivo masivo de creativos en la micro-blogosfera memetica del botón compartir. Tampoco me quiero convertir en uno más de los que está esperando que esta etapa termine, porque si vamos al grano de esta etapa tan llena de focas proviene de las tantas crisis que hay ahora.

Ser cínico en un verso libre es tan absurdo como una relación virtual con una pareja, o el tener un presidente analfabeta. Por eso me rehúso a pensar que con mensajes positivistas sin una crítica profunda van a llevarnos a algún lado. Es más que obvio que menciono esto tratando de hacerte pensar que probablemente pasas consumiendo horas de arte y humor sin aprender a apreciar la profundidad de cada cosa. Y por eso siento que no estoy haciendo el ridículo redactando un ensayo al respecto.

Ya el mensaje no es lee, sino "lee con cuidado".


No hay comentarios.: