22/10/12

Ok, entiendo



















No sé como manejar la situación,
se me escapa de las manos la razón
y mientras me desespero en conseguir
la solución pierdo mi dignidad y autoestima
apenas suelto mi aliento.

Ok, entiendo.

Odio no poder conversar rápido.
Y estoy pensando en dejar de hacerlo porque
cada vez que lo hago dejo a flote todos mis
puntos débiles. Esos que ya conoces y te molestan
ver cada ves que quieres que te de una respuesta
instantánea de todo lo que no me es sencillo.

Verga.

Que horrible es tomar la idea de algo a punta
de repensar lo que digo y sentir flashbacks de
cosas que pensaba que había superado.

Coño.

Debo aprender a no aceptar lo malo.
Debo aprender a ser constante
sin desesperarme de la nada.
Maldita impotencia que me causa el saber
que hay un mínimo error.


Vale, vale.

No me quiero perder en este único camino que veo.
No habrán más mañanas si no hay sacrificios.

Ok, si va.

2 comentarios:

Ge. dijo...

coño...
esto es lo bueno del blogger,uno siempre se encuentra por ahí un espejo al pelo de lo que uno siente.

Álvaro Benavides dijo...

¡Siempre!