18/8/11

País sin ayer y sin mañana

Eso es lo que tenemos en nuestras manos como dice el título.
Hemos acostumbrado a que cuando recordamos las bases de una cultura usamos la frase "____ del ayer y hoy". Pero acá no aplica. Aún seguimos con un manifiesto por sucesos de hace cuarenta años o más como buenos latinoamericanos que somos atascados en una guerra de los clones. Algo así como eso de que el presidente refunde un periódico de hace casi doscientos años exclusivamente para hablar de porque la historia de nuestros próceres esta alterada, y de las mínimas sumas que aprueba el ejecutivo nacional para los proyectos municipales.

No hay contexto para ayer y hoy pero si para decir que lo nuevo es lo de siempre.

No olvidemos que también estamos atascados con una geriatocracia que reclama la frase "no volverán" pero ciertamente no se han ido porque siendo los mismos mandatarios con propuestas arcaicas y militantes de hace veinte o treinta años juramentando en sus partidos a jóvenes víctimas del subdesarrollo que desconocen que esos mismos militantes son quienes los mantienen marginados dentro de su agenda. Lo peor es que a esta gente se le deja gobernar de una manera tan arcaica en una era donde la información y la opinión publica están siendo realmente veraces y veloces, siendo factores verídicos para el manejo de masas donde cualquiera interviene.

Lo nuevo es lo de siempre con esta geriatocracia, y no hay un mañana que no sea un ayer porque lamentablemente sin ninguna de las dos partes que conforman esos grupos gubernamentales no hay un proyecto para este país.

No hay comentarios.: