12/7/11

Onironauta - 1

NOTA: Este texto va entre mis primeros intentos de redactar ensayos en ficción, por ahora permanece el resto como borrador. Recomiendo leer acá, un poco acerca de las ondas cerebrales o del contrario podrías perderte en el texto. Todo es ficticio al igual que el personaje y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. No hace falta mencionar que ideas use para la receta.





No estoy conciliando bien el sueño de nuevo y estoy empezando a dormirme con los audífonos puestos…

Si voy a el porque no estoy durmiendo bien se trata de exocargas.
Hay gente que ha tomado las exocargas como ideas de la ciencia ficción. Otros piensan que estas no son posibles a menos de que haya una incoación directa de las experiencias lo cual se presume hasta ahora no posible. Pero también están los que piensan que en la actualidad el uso prolongado del multimedia y los miles de accesos a información por medio de artefactos con ondas de radio pueden producir el trastorno al descanso y las exocargas.

Piénsalo, las personas hoy día pasan la mayoría del día enviando y recibiendo información de toda clase a través de estos artefactos de onda larga, nada niega que por medio de que la persona recibe la información no haya la posibilidad de que las ondas electromagnéticas se alojen en la cabeza del individuo durante la retroalimentación y así alterando las ondas cerebrales de este y aumentado o reduciendo el nivel de herzios que debería tener, y de por si la alta cantidad de información que se recibe queda de manera residual en el subconsciente.

Podría ser posible que el nivel de las ondas en la cabeza se eleve y se ponga en una frecuencia en la cual tus pensamientos puedan ser escuchados, o bien podrían haber maquinas que generen ondas largas para hacer un eco de las ondas de baja frecuencia y así leerte los pensamientos. También puede ser que toda la información que hayas recibido pueda ser ensamblada de forma remota y así otros puedan ser los arquitectos de tus sueños y pesadillas. Y por último Onirosfera, un país de los sueños artificial generado por el fenómeno de cerebros cargados con ondas electromagnéticas. En este sitio la información en común del conocimiento de las personas conforma esta realidad artificial donde la discusión de un concepto puede generar la inestabilidad entera del sistema. También por la onda larga y las sobrecargas cerebrales los individuos pueden tener premoniciones de lo que sucederá con todo un avance de la información a la que hayan sido expuestos antes del estado alpha.

Podemos vivir como otras personas que sueñan con vivir como otras personas. Esas son las exocargas que me han convertido a mi y a miles de zombies adictos a los medios digitales en Onironautas, exploradores de un mundo compuesto de sueños conscientes generados por un fenómeno.

— Estoy donde quiero estar porque allí he querido estar incluso si no lo quise.

— No estoy conciliando bien el sueño y estoy empezando a dormirme con los audífonos puestos porque no consigo otra forma. Mi día pasa frente a la computadora hasta que me ataca la migraña. Allí deduzco que mi estado cerebral esta en el tope de Beta a Ram y si tomo un analgésico y trato de dormir probablemente me darán espasmos y me quede viendo una luz blanca hasta que este allí, en ese sitio donde puedo conseguir paz.
 Se muy bien que todos los Onironautas no somos mas que esclavos de una tendencia del vernos obligados a crear cosas a través de lo que vemos en la actualidad porque si no lo hacemos en este ámbito este realidad artificial se convierte en lo mismo que nuestra vida real puesto a que los demás solo verán nuestras ideas del día a día y con la onda larga y la discusión de mis conceptos podrían cambiar lo que hay dentro de mi cabeza y hacer así lo que deseen conmigo.

Eso es lo que paso con los Zombies. Los Zombies son aquellos chicos que llegaron a este mundo por accidente tratando de dormir después de estar molestos con sus problemas y no teniendo un sueño muy lucido lo primero que hicieron fue tratar de forjar una realidad propia. Sin conocer que todo lo que ellos hiciesen podía ser conocido por lo demás, por esto de que los conceptos en esta realidad no son subjetivos todo el mundo empezó a cambiar lo que había dentro de ellos en discusiones haciéndolos esclavos de un solo pensamiento.
Me explico mejor, las discusiones de conceptos no suceden en el espacio artificial formado en el canal de la Onirosfera sino dentro de la mente en la que se genera la duda y recibe el concepto, entonces el emisor puede hacer que la idea objetiva permanezca solo en apariencia y en la mente del receptor pero el la rechaza y mantiene su punto subjetivo puesto que la discusión no ocurre dentro de el. A las personas que aprovechan esto les llaman Orcos puesto a que buscan hacer un dominio de masas a través del desorden que genera el fenómeno de la Onirosfera. Nadie lucha contra ellos puesto a que el debatir un concepto objetivo por medio del canal afecta toda la realidad artificial y todo el sueño se torna en una pesadilla en la que despertamos, y pues no se ha conseguido otra solución mas que dejar esto suceder y tener previsiones de como defendernos de un posible ataque. Los Zombies luego de ser manipulados siguen a los Orcos y terminan beneficiándolos en la realidad o dándoles soporte ayudándoles a discutir conceptos con nuevas presas. Con esto puedes explicar cosas como la gente que hoy día cambia de religión porque supuestamente sueña con santos, o los que cambian de estilo de vida porque tuvieron una visión de que fue algo malo. Patrañas es solo un tío a distancia jodiendole sus creencias en su subconsciente y al despertar la duda le hace cambiar.

Por eso los Onironautas que aprovechan la ventaja de unión mundial de las mentes y la capacidad de dinfundir ideas y encontrar conceptos ajenos a ellos mientras duermen crean el futuro de la sociedad. Lamentablemente cada vez son menos porque todos están cayendo bajo el reinado de los Orcos, perdiendo así el con que soñaban antes de toparse en esta telaraña de mentira. En si la Onirosfera no debería existir porque aún teniendo a los Onironautas civilizados, y la posibilidad de expandir la capacidad máxima y prolongada de nuestro estado Alpha seguimos evadiendo la realidad por estar acá inventado como hacer afuera un mundo mejor, pero es tanto el material que se comparte que hay una utopía de conocimiento en la que nunca se va a terminar de concretar una solución objetiva. Por ello yo solo vengo tras el trabajo y a pesar de que mis días sean pésimos y construya ilusiones acá para sentirme mejor con buenos placebos que son no me conformo con ello, el mundo del que provengo no necesito en el pasado de tal cosa como la Onirosfera para ser una civilización estable, y nadie lo debate porque sabe que sería algo objetivo trascendental que generaría una polémica tal en que todos estarían molestos de que se les prive esta nueva forma de construir sueños generada por un fenómeno.



La segunda parte esta en proceso, pero tengo mejores ideas en mano de las que ocuparme.

No hay comentarios.: