27/9/10

Guarecer

La ciudad se queda sin brisa
cuando me quedo sin aliento.

Empieza a llover
y todo el mundo se queda sin tiempo.

Las gotas que salpican se convierten
en relojes que funcionan con la frecuencia
de las caídas.
Cuando empiezan a caer más lento es
la hora de salir.

Escampa y todo un mundo intenta
emparejar su tiempo con sus tareas.

Los pájaros empiezan a piar.
Y yo solo puedo suspirar.

Rain with bokeh tail lights, by *Cinnamon @ Flickr

No hay comentarios.: