16/8/09

¿Venezuela? ¿Qué coño?

Estoy viviendo en el post punk
de la época post poser, en un país alcanzado por el post modernismo sin razón alguna.
Esto es en un país donde las causas no levantan
a nadie,
no mas que a un telón para hacer un teatro o un drama.


Las revoluciones latinoamericanas siempre han dejado
bocas abiertas en todos lados menos acá.

Vivo en un país dividido en dos. Siempre se me ha intentado
infundir el amor por una patria cuyo fundamento e himno llaman
a un pueblo que se alza a ejercer su voluntad en descontento...

Lo más cercano a la hora de una verdadera protesta es gente
marchando pacíficamente, mientras golpean ollas con cucharas
y corren de las autoridades...

Eso no es tener valor a enfrentar algo, eso es quejarse sin expresarse, el sonidito de una olla no hará que un asno con complejo de megalomanía cambie de parecer en un punto, y mucho menos sus secuaces, y alcahuetas.

No puedo amar una patria que no es la que describen.
Ni siquiera puedo ser hipócrita con esto, porque siquiera el país trata de serlo o mantiene el complejo o el jactarse de alguna victoria pasada. Una patria llena de cobardía, y de conformismo. En ella vivo.

Tuvimos democracia para elegir a una república la cual se convirtió en una dictadura con la misión de formar una explotación mientras mantiene una farsa frente el resto de los parlamentos que se alimentan de esto.

Nadie sabrá que pasa acá con una prensa fundada con gente débil con miedo de hacer su trabajo como profesionales.

De mi podrán decir mil cosas porque no me sumo a los que se quejan.
Pero no me sumare a los payasos de los lideres de movimientos estudiantiles que creen que lograran razonar algo con lideres militares convencidos por maletines rebosados de divisas extranjeras en dinero limpio. El mismo Carlos Baute, que digo Yon Goicochea se fue a mexico…

Yo me sumaría aun movimiento de frente.
En las pocas ocasiones donde las protestas
han llegado a bombas caseras, y disparos de policías rompe marcha,
allí he estado yo. Le tengo miedo al plomo de un infeliz que defienda todo lo que me jode. Pero si pienso bien, a la final lo que me jode no me jodera mas que recibir un plomazo.

No hay comentarios.: